Suministro Inmediato de Información  (SII): Nueva forma de llevanza de los libros registro de IVA

En el BOE del pasado 6 de Diciembre se publicó el RD 596/2.016 de 2 de Diciembre, que contiene una nueva forma de llevanza de los Libros Registro de IVA para determinadas sociedades. Desde el 1 de julio de 2.017 las sociedades que se mencionan a continuación tendrán la obligación de presentar los Libros Registro de IVA (Facturas Expedidas y Facturas Recibidas) a través de la Sede Electrónica de la AEAT mediante el suministro electrónico de los registros de facturación. Éstos se realizarán mediante un servicio web o a través de un formulario electrónico.

El objetivo de este nuevo sistema es claramente recaudatorio, con el fin de obtener una información inmediata para el cruce de datos con terceros (el 80% de las operaciones que se realizan en España pasarán a estar controladas de forma inmediata a través de este sistema).

 

Qué es el Suministro Inmediato de Información SII

El SII es una nueva forma de llevanza de los libros registros de IVA para determinadas sociedades, a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria.

¿Quiénes están obligados al SII?

Este nuevo régimen será obligatorio para los contribuyentes que actualmente tienen que autoliquidar el IVA mensualmente, es decir:

  • Inscritos en el REDEME (Registro Devolución mensual de IVA).
  • Grandes Empresas (Facturación superior a 6.010.121,04.-€).
  • Grupos de IVA

Cómo afecta a mi empresa: sólo si cumplo con los requisitos mencionados anteriormente.

También puede optarse por su aplicación de forma voluntaria.

¿Qué información hay que suministrar?

Además de la información que se realiza en los Libros Registro de IVA tradicionales, se tendrá que aportar la siguiente información:

Libro Registro de Facturas Expedidas.

  • Tipo de factura expedida, indicando si es completa o simplificada.
  • Identificación de si se trata de una rectificación registral.
  • Descripción de la operación.
  • En el caso de facturas rectificativas identificarlas como tales, haciendo referencia a las facturas rectificadas o a las especificaciones modificadas.
  • En el caso de facturas sustitutivas de otras, hacer referencia a la factura sustitutiva o a las especificaciones que sustituyen.
  • Indicar si se trata de una operación de inversión el sujeto pasivo.
  • Señalar si es una operación no sujeta o exenta o que se aplica el régimen especial del criterio de caja.
  • Período de liquidación de las operaciones.
  • Otra información con trascendencia tributaria que sea aprobada por orden Ministerial.

Libro Registro de Facturas Recibidas.

  • Número y, en su caso, serie que figure en la factura, que sustituye al número de recepción utilizado habitualmente.
  • Identificación de si se trata de una rectificación registral.
  • Descripción de las operaciones.
  • Si se trata de una operación por inversión del sujeto pasivo.
  • Si es una operación de una adquisición intracomunitaria de bienes.
  • La cuota tributaria deducible del período de liquidación.
  • Período de liquidación en el que se registran las operaciones. En el caso de las operaciones de importación, se consigna la fecha de contabilización de la operación y el número del correspondiente documento aduanero.
  • Otra información con trascendencia tributaria que sea aprobada por orden Ministerial.

Plazos para la remisión electrónica de los registros

  1. Facturas Expedidas: Cuatro días naturales desde la expedición de la factura. El suministro de información deberá realizarse antes del día 16 del mes siguiente a aquel en el que se hubiera producido el devengo del impuesto.
  2. Facturas recibidas: Cuatro días naturales desde la fecha en que se produzca el registro contable de la factura, y en todo caso, antes del día 16 del mes siguiente al período de liquidación en que se hayan incluido las operaciones.
  3. Operaciones Intracomunitarias: Cuatro días naturales desde el momento de inicio de la expedición o transporte, o en su caso desde el momento de la recepción de los bienes.
  4. Libro Registro de Bienes de Inversión: Se remitirá dentro del plazo de presentación del último período de liquidación del año (hasta el 30 de enero).

 

Se excluyen del cómputo del plazo de cuatro días los sábados, domingos y los declarados festivos nacionales.

Durante el segundo semestre del año 2.017 excepcionalmente el plazo de cuatro días indicado se amplía a ocho días naturales.

Los registros correspondientes al primer semestre de 2.017 deberán presentarse por este sistema a partir del día 1 de julio y hasta el 31 de Diciembre de 2.017.

Eliminación de otras obligaciones informativas

Los contribuyentes acogidos a este sistema se encuentran exonerados de presentar las siguientes declaraciones:

  • Modelo 347: A partir del período correspondiente a 2.017 (marzo de 2.018).
  • Modelo 340: Para aquellos sujetos pasivos incluidos en el REDEME las declaraciones a suministrar a partir del período correspondiente a julio de 2.017. Durante el período de enero a junio deberán seguir presentándose.
  • Modelo 390: Se exonerará (todavía no ha sido publicado) de la presentación de esta obligación a partir del ejercicio 2.017 (enero de 2.018).

 

Plazo de presentación de las declaraciones de IVA mensuales (Modelo 303)

Se amplía el plazo para la presentación de las autoliquidaciones de IVA hasta el día 30 del mes siguiente, o hasta el último día del mes de febrero en el caso de la autoliquidación del mes de enero.

 

Como habéis podido comprobar en lo dicho en esta Nota no se oculta que ha “nacido” una nueva forma de relacionarse con la Administración a los efectos de la aplicación del IVA, lo que va a suponer un incremento en el control de todas las autoliquidaciones de IVA que presentamos a partir de julio 2017, con el fin de verificar si tenemos liquidado correctamente las cuotas de IVA repercutido, y sobre todo, si tenemos derecho a la deducción de IVA Soportado reflejado en la autoliquidación. Asimismo la carga administrativa y tributaria que va a suponer para las empresas precisa de una adaptación de manera inmediata de los programas informáticos con el fin de recoger a las nuevas exigencias.

call to action