Comentamos las importantes novedades que van a producirse en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Esta Ley, que los medios han tratado estos últimos días, acaba de ser aprobada en el Congreso y ha pasado al Senado, Cámara en la que no se espera que se produzca ninguna modificación sustancial. En septiembre retornará al Congreso para ser aprobada definitivamente y publicada en el BOE. En ese momento les informaremos de las medidas definitivas que se aprueben.

Alguna de las nuevas medidas podrán aplicarse ya en 2017 y otras deberán esperar a 2018.

Las novedades son ciertamente relevantes y están destinadas, en general, a los autónomos que ejerzan una actividad económica por cuenta propia. A los denominados “autónomos societarios” que cotizan en el RETA de forma obligatoria bien por ser miembro del órgano de administración o bien por superar cierto porcentaje en el capital de la sociedad, o bien por ambos, les afectarán sólo alguna de estas medidas.

Tarifa plana:

 Quienes cursen su alta en el RETA por primera vez, cotizarán durante los doce primeros meses (hasta ahora eran seis meses) en la denominada “tarifa plana”, esto es, pagarán un importe mensual de 50 €.

También podrán acceder a esta tarifa quienes reinicien su cotización tras estar al menos dos años de baja interrumpidamente o tres años sin con anterioridad hubiesen ininterrumpidamente disfrutado de la “tarifa plana”.

Altas-bajas:

Se cotizará desde o hasta la fecha en la que se proceda a cursar el alta o la baja. Hasta ahora se cotizaba el mes completo independientemente del día en que se procediese a cursarlas.

Cambios en la base:

Se permitirá realizar hasta cuatro cambios cada año en la base de cotización.

Deducción gastos manutención:

Se permitirá deducir como gasto de la actividad un importe de 26,67.-€ diarios en concepto de manutención cuando el trabajo se tenga que realizar en un municipio diferente al domicilio habitual y/o al domicilio de la actividad. Deberá realizarse el pago de forma telemática para que quede acreditado suficientemente la veracidad del desplazamiento.

Alta o Bajas anuales:

Se permitirán realizar hasta tres alta o bajas en cada ejercicio.

Compatibilizar cobro pensión:

 Podrá percibirse el 100% de la pensión en los casos en que se continúe ejerciendo la actividad siempre que se tenga al menos un empleado a su cargo.

Bonificaciones maternidad:

 Se bonificará la cuota al 100% durante el tiempo que dure la baja por maternidad. Si tras la misma la madre no se incorpora, sino que cesa su actividad, podrá acogerse a la tarifa plana durante un año en caso de nueva alta en autónomos hasta un período de dos años después de la fecha de cese y siempre que se cotice en la base mínima.

Deducciones si la actividad se desarrolla en el domicilio habitual

Se establece la posibilidad de deducir un 30% de los gastos de suministros (agua, luz, electricidad y telefonía) cuando el autónomo ejerza su actividad en su residencia habitual. El resto de los gastos (comunidad e IBI) se podrán deducir como hasta ahora viene ocurriendo, en proporción a la superficie que ocupe la actividad respecto al total del piso.