ITP EN ALQUILER DE VIVIENDAS, FISCALIDAD DE LOS PLANES DE AHORRO A LARGO PLAZO, SANCIÓN POR DETERMINACIÓN IMPROCEDENTE DE CUOTAS O BASES,  INDEMNIZACIÓN POR ABANDONAR EL INMUEBLE

Fotolia_61482934_Subscription_XXL

El apego recaudador de las Administraciones Públicas sorprende en ocasiones como la situación que comentamos en el primer tema de esta circular. Algunas Comunidades Autónomas han comenzado a exigir la cuota de ITP a los arrendatarios de viviendas. Son importes reducidos y probablemente es mayor el coste que originan estas gestiones que el importe recaudado. Pero la normativa es la normativa.

El segundo tema lo dedicamos a resumir una nueva modalidad de ahorro fiscalmente protegido que se implantó en 2015 tras la reforma del IRPF. Pero no parece que esté teniendo éxito quizá por la cicatería de los importes máximos a imponer que han establecido para este tipo de ahorro.

Un breve comentario sobre sanciones recogemos en el tercer punto.

Y terminamos con una exposición sobre los diferentes impuestos que concurren en situaciones de indemnización por desalojo de inmuebles arrendados.

Esperamos que sea de interés el trabajo adjunto y quedamos, como siempre, a su disposición.

  1. ITP EN ALQUILER DE VIVIENDAS

 

  • El alquiler de viviendas es una operación sujeta a ITP aunque prácticamente nadie cumple con esta obligación, que hace años se saldaba adquiriendo en los estancos los contratos de arrendamiento, a los que se incorporaba en ese momento los correspondientes “timbres”.
  • Pero algunas Comunidades (entre ellas la de Madrid) están empezando a reclamar este impuesto que sólo afecta al arrendamiento de viviendas al estar exentos de IVA, al contrario de lo que ocurre con el arrendamiento de locales, naves, oficinas … que al estar sujetos a IVA no pueden estarlo a ITP.
  • El obligado al pago es el arrendatario que es localizado a través de los depósitos de fianza que el arrendador ha realizado en el organismo competente de cada Comunidad Autónoma.
  • La cuota a pagar no es elevada. Su cuantía está en función del número de años de duración del contrato y de la renta a pagar en dicho período. Por tener una idea, en un contrato de tres años con renta mensual de 500.-€ (18.000.-€ en la totalidad del período) la cuota a ingresar por ITP sería 72.-€.
  • Por último, quien desee subsanar esta situación para evitar una sanción del 50% de la cuota no ingresada, puede hacerlo presentando el modelo 600 de ITP o bien adquiriendo timbres en un estanco para adherirlos al contrato.
  • young woman using a computer and talking on a cordless phone
  1. FISCALIDAD DE LOS PLANES DE AHORRO A LARGO PLAZO

 

  • La reforma del IRPF vigente desde 2015, introdujo un nuevo instrumento dirigido a los pequeños inversores denominado plan de ahorro a largo plazo (PALP) cuya característica fundamental es la exención de las rentas generadas en el depósito en el que se canaliza el ahorro, siempre que se aporten cantidades no superiores a 5.000.-€ anuales y se mantenga durante un plazo mínimo de cinco años
  • Un PALP se suele instrumentar a través de una cuenta individual de ahorro a largo plazo (CIALP), aunque también existe otra modalidad de seguro individual de vida a largo plazo. Una CIALP se configura con un contrato de depósito de dinero celebrado por el contribuyente con una entidad de crédito. La CIALP deberá estar identificada y separada de otras formas de imposición y en el contrato deberá figurar expresamente la condición de ser una CIALP.
  • Las características fundamentales de estas imposiciones se traducen en:

 

  • un contribuyente puede ostentar la titularidad de una CIALP solamente.
  • la disposición del capital sólo podrá realizarse una vez transcurridos cinco años y su rendimiento quedará exento de tributar en IRPF.
  • el máximo que puede aportarse cada año es de 000.-€.
  • si en algún momento el contribuyente realiza cualquier disposición o se supere en un ejercicio la aportación de 5.000.-€ máximos, en ese momento la CIALP queda extinguida.
  • la entidad de crédito deberá garantizar que se recuperará al menos el 85% de la suma de aportaciones realizadas.
  1. SANCIÓN POR DETERMINACIÓN IMPROCEDENTE DE CUOTAS O BASES

 

  • Normalmente la imposición de sanciones por parte de la Administración se produce cuando se dejan de ingresar cuotas. Pero también pueden aplicarse sanciones en situaciones que no derivan de falta de ingreso.
  • Consignar improcedentemente una BIN o una deducción pendiente de aplicar en el I.S. o bien una cuota a compensar de IVA, son infracciones sancionables. En concreto, cuando se trata de BIN el importe asciende al 15% de lo declarado de forma inexacta. Pero en el caso de deducciones o de cuotas a compensar consignadas improcedentemente la sanción se eleva a un 50%.
  1. INDEMNIZACIÓN POR ABANDONAR EL INMUEBLE

 

  • Algunas promotoras, en los tiempos más duros de la crisis, optaron por arrendar sus inmuebles construidos ante la dificultad que entrañaba su venta.
  • Pero la situación ha cambiado y las ventas en este sector han empezado a reactivarse. Las promotoras que desean vender estos inmuebles han propuesto a los inquilinos su adquisición. Algunos lo han aceptado pero otros no y a éstos normalmente se les realiza una propuesta para que lo abandonen.
  • Las consecuencias fiscales derivadas del pago de esta indemnización, tanto para el promotor como para el perceptor serán
    1. impuestos indirectos

     

    • estos pagos no son verdaderamente una indemnización ya que el inquilino no está obligado a aceptarla. Se trata de un acuerdo que se traduce en una contraprestación por la renuncia por parte del inquilino a su derecho de alquiler.
    • si el arrendatario es empresario y el inmueble lo tiene afecto a su actividad, la contraprestación tributará en IVA al 21% al tratarse prestación de servicios.
    • Si, por el contrario, el arrendatario es un particular que tiene arrendado el inmueble como vivienda, al tratarse de la venta de un derecho, el promotor está obligado a satisfacer ITP. El tipo impositivo varía entre el 6% y 10% en función de la Comunidad que se trate.
    • tratamiento fiscal diferente recibiría si el arrendatario decide unilateralmente resolver anticipadamente al contrato. El importe que el arrendatario tiene que satisfacer al arrendador por incumplimiento, se considera como una autentica indemnización por lo que no tributará ni en IVA ni en ITP. Es decir, estamos simplemente ante un pago por incumplimiento de contrato.
    1. tributación directa

     

    • la cantidad que abone el promotor no se considera fiscalmente como gasto sino un mayor valor de adquisición del inmueble.
    • en el caso del arrendatario que percibe la contraprestación, si se trata de una sociedad los importes percibidos serán un ingreso más imputable en el Impuesto sobre Sociedades.
    • Si por el contrario se trata de una persona física (tanto si desarrolla en el inmueble una actividad económica como si no) el ingreso se trata como una ganancia patrimonial imputable en su IRPF.