• Indemnización por despido en caso de haberse previamente pactado una antigüedad.

  • Facturas en moneda diferente al euro o en otros idiomas

  • Dietas exentas por manutención así como gastos de locomoción. (En este tema la A.T. no ha modificado desde hace tiempo los importes exentos, pero siempre es aconsejable recordarlos)

  1. INDEMNIZACIÓN POR ANTIGÜEDAD PREVIAMENTE PACTADA
  2. imdennizacion3

Cuando una sociedad adquiere un nuevo negocio y se produce una “sucesión empresarial” asume también los empleados y deberá  mantenerles la antigüedad y sus derechos laborales adquiridos.

Si posteriormente alguno de estos trabajadores es despedido, la indemnización se calculará computando el número de años trabajados en ambas empresas y se aplicará la exención en IRPF que le corresponda atendiendo al tiempo de permanencia en ambas compañías.

Si dicho importe no supera los topes legales, la indemnización quedará exenta de IRPF y no deberá practicarse retenciones.

Otro caso distinto se produce cuando un trabajador contratado pacta con la empresa el reconocimiento de una antigüedad previa, como podría ser la que alcanzó en la empresa en la que ha estado trabajando.

En esta situación, si se produce posteriormente el despido, el cálculo del importe de indemnización responderá a la antigüedad pactada con el empleado, es decir, la que tuvo en su anterior trabajo más la que haya alcanzado en la empresa que le despida.

Ahora bien, la exención en IRPF sólo afecta al importe que le corresponde al tiempo trabajado en la empresa que le despide, al ser la anterior una antigüedad fruto de un acuerdo privado. Por tanto, el exceso queda sujeto a IRPF y a la correspondiente retención.

  1. FACTURAS EN MONEDA E IDIOMA EXTRANJEROS

La cada vez mayor internalización de nuestra economía origina que se gestionen facturas en moneda diferente al euro y en idioma diferente al castellano

No existe ningún problema en este formato de facturas tanto emitidas como recibidas. La única molestia es la conversión de la moneda a euros de cara a su contabilización. La conversión a euros se realizará según el  tipo de cambio vendedor vigente en la fecha de la operación, que publica el Banco Central Europeo (BCE).

Tampoco reviste ningún problema si las facturas emitidas o recibidas se expresan en idiomas oficiales de nuestro país (castellano, catalán, gallego  o euskera) o no oficiales.

Sin embargo, la inspección tiene la potestad de exigir su traducción. En las facturas recibidas, en todos los casos, y en cuanto a las emitidas  solamente en las operaciones en las que se repercuta IVA español, así como en la exportación y las entregas intracomunitarias.

Indemnizacion2

Sin embargo, la normativa de IVA es extremadamente formalista y exige que las cuotas de IVA de las facturas en las que se repercuta IVA español, deberán aparecer siempre en euros.

  1. DIETAS DE MANTENIMIENTO Y GASTOS DE LOCOMOCIÓN

Los importes en concepto de dietas de mantenimiento y gastos de viajes abonados por la empresa pretenden compensar los gastos en que incurren los empleados en desplazamientos de carácter laboral, por lo que se exoneran de tributar en IRPF en las cuantías y con los requisitos establecidos que vemos a continuación.

imdennizacion1

La exención en dietas sólo se puede aplicar cuando exista dependencia laboral entre el pagador y el perceptor. Esto significa que los administradores y las personas que ejerzan actividades económicas, no pueden acceder a esta exoneración.

Los requisitos que deben concurrir en caso de dietas de mantenimiento, así como los importes exentos son:

  • la estancia del empleado debe producirse en un municipio distinto a aquel en que esté situado el centro de trabajo habitual y del que constituya la residencia del trabajador.
  • los desplazamientos y permanencia continuada de los trabajadores en un mismo municipio no pueden ser superiores a nueve meses de forma ininterrumpida (no se computan ausencias temporales por vacaciones o enfermedad u otras circunstancias que no impliquen cambio de destino).
  • los importes máximos diarios exentos son:
  • con pernocta: 53,34.-€ en España y 91,35.-€ en el extranjero.
  • sin pernocta: 26,67.-€ en España y 48,08.-€ en el extranjero.

Los gastos de estancia en hoteles se abonarán previa justificación del gasto por parte del empleado.

  • Para gastos de desplazamiento, los importes exentos serán:
  • si se utiliza transporte público, se abonará su importe previa justificación.
  • si el empleado pone su vehículo a disposición de la empresa para estos desplazamientos, el importe exento será de 0,19.-€ por kilómetro más gastos de peaje y aparcamiento que se justifique.

El exceso sobre 0,19.-€ tributará por lo que habrá que practicar retenciones.

Es imprescindible acreditar la veracidad de los desplazamientos de los empleados.