CROWFUNDING O MICROMECENAZGO

La recesión económica de los últimos años, ha propiciado la aparición en el mercado de nuevas vías de financiación (fundamentalmente para Pymes) como consecuencia de la restricción de las clásicas vías de financiación ofrecida por las entidades bancarias.

– Una de estas vías, la que mayor relevancia viene adquiriendo, es el crowfunding o micromecenazgo. En esencia, consiste en una red de financiación colectiva.

– La operativa de este tipo de financiación es gestionada por plataformas online a través de las que los potenciales inversores canalizan su participación en nuevos proyectos.

– Estos inversores participan en el capital de la sociedad emprendedora de forma temporal y sin intervenir en la gestión de la compañía.

– A su vez, el inversor persona física puede aplicar deducciones en su IRPF de un 20% del capital invertido (con un máximo anual de 50.000.-€) si la sociedad se ha constituido en los últimos tres años. La participación no puede ser superior al 40% del capital de la compañía. Igualmente, los Fondos Propios de la entidad no podrán ser superiores a 400.000.-€ en el período en el que se realice la inversión. Por último, las participaciones deberán ser propiedad del inversor al menos durante tres años y con un máximo de doce años.

¿DURANTE CUÁNTO TIEMPO DEBE DE CONSERVARSE LA DOCUMENTACIÓN?

Las sociedades que posean BIN pendiente de aplicar, deberán conservar la documentación y declaraciones fiscales de ejercicios que incluso hayan ya alcanzado la prescripción.

En concreto :

– La Administración podrá revisar la veracidad de las BIN generadas dentro de los 10 ejercicios anteriores al período que estén inspeccionando. Dicho en otras palabras, la Administración tiene la potestad de inspeccionar los ejercicios que dentro de dicho período posean BIN, lo que obliga a conservar toda la documentación de esos años aunque estén ya prescritos.

– Para ejercicios anteriores a los citados 10 años, el contribuyente solo deberá acreditar que las BIN que pretenda compensar son procedentes. Esta demostración se realizará mediante la exhibición del Impuesto sobre Sociedades así como de los Libros de Contabilidad y las Cuentas Anuales presentadas ante el Registro Mercantil.